psicopatia

¿Podría estar cerca de un psicópata?

Seguro que, si pensamos en la palabra “psicópata”, a la mayoría de nosotras se nos viene a la cabeza la imagen del típico asesino en serie que mata por placer, no tiene empatía, utiliza a los demás en su propio beneficio, mentiroso, manipulador… cualquier asesino propio de una película de Hollywood.

Sin embargo, de acuerdo con los expertos, no todas las personas con la etiqueta de psicópatas son delincuentes ni comete delitos, o al menos no de sangre. La mayoría están integrados en la sociedad, tienen casa, familia y un buen trabajo y eso hace que sea muy complicado que lleguen a ser diagnosticados en algún momento de su vida.

Esto es lo que se conoce como psicópatas subclínicos o integrados. La diferencia entre éstos y los que salen en las películas, es la comisión de un delito penal, pero ambos tipos, tienen las mismas características emocionales y de personalidad.

Se estima que en España hay entre un 2% y un 3% de psicópatas “puros” y entre un 10% y un 12% de psicópatas “integrados”.

¿Como podemos definir a un psicópata?

Aunque existen varios tipos de personalidades psicopáticas, también existen una serie de características comunes a la mayoría de ellos: incapacidad para desarrollar relaciones afectivas reales y profundas, falta de empatía e indiferencia hacia los sentimientos ajenos.

También se caracterizan por utilizar de los a los demás en su propio beneficio, ausencia de culpa y sentido de la responsabilidad y baja intensidad de la mayor parte de sus emociones, a excepción de la ira, las demás son utilizadas estratégicamente, no son reales. Además, suelen ser personas arrogantes, egocéntricas, seductoras, mentirosas y manipuladoras.  

Se han realizado diversos estudios que sitúan a la mayoría de los psicópatas integrados en ciertas profesiones: el primer puesto lo ocupan los CEO o máximos responsables de las empresas, seguidos por abogados, trabajadores de los medios de comunicación, comerciales y cirujanos.

Seguro que llegadas a este punto pensaríamos que somos capaces de identificar perfectamente si nos estamos fijando (de manera afectiva-sexual) en una persona con este tipo de rasgos. Pero la mala noticia es que no es algo que se vea tan fácilmente a simple vista, ya que suelen ser personas encantadoras, podrían encajar en el papel del “príncipe azul”. Hablo de príncipe y no de princesa porque se observa una diferencia significativa de la prevalencia de la psicopatía entre hombres (7,9%) y mujeres (2,9%).

Aun así, hay ciertas señales de alarma que pueden ayudarte a dar el paso de pedir ayuda o poner fin a la relación.

  • Es halagador como nunca nadie lo había sido. “Eres maravillosa, nunca había conocido a nadie como tú, tu eres diferente a las demás…”
  • Es como tú. Aquí podemos poner cualquier ejemplo de Joe el protagonista de la serie de You (claro ejemplo de una persona psicópata).
  • Siempre te culpa a ti de sus errores “es que me has provocado, me has puesto de los nervios, mira lo que me haces hacer…”
  • Minimiza o ridiculiza lo que tu sientes “No es para tanto, eres una exagerada, no se te puede decir nada.”
  • Te hace luz de gas “Eso no ha sido asi” (aunque lo hayas visto con tus propios ojos), “eso ha sido interpretación tuya”, “seguro que lo has soñado y lo confundes con la realidad”.
  • Sus relaciones son muy superficiales o directamente o existen. Siempre se portan muy mal con él, pero el no hace nada para que la relación se termine.
  • Actúa sin pensar, es impulsivo, su primera reacción es atacar, hacerse la víctima.

Si este tipo de comportamientos se repiten una y otra vez, quizás no podamos asegurar que estamos quedando con un psicópata, pero sin duda, lo mejor es salir corriendo.

Si sientes que tu pareja podría identificarse con estos comportamientos, si sientes que no puedes salir de esta relación, que tu autoestima es mucho más baja que antes, desde Quiero psicología podemos ayudarte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta